Diferencias entre las correcciones ortotipográficas y las correcciones de estilo

Diferencias entre las correcciones ortotipográficas y las correcciones de estilo

Las correcciones ortotipográficas y de estilo son parte importante de la creación de un libro. Sin duda alguna, se trata de un trabajo sumamente vital para las nuevas obras en literatura, pero también para los ensayos, documentos legales, publicidad y demás. Si no existiesen correcciones, los trabajos de los escritores se verían sumamente opacados puesto que los errores se cometen de forma usual al estar muy centrados en el argumento del escrito o al estar horas completas tras un teclado.


 

¿Por qué son necesarias las correcciones ortotipográficas?

Los autores no siempre están al tanto de las licencias en uso o desuso por la Real Academia Española. Aunque los procesadores de texto consten de un diccionario que corrige de forma automática las fallas de ortografía, si el diccionario no está actualizado, no habrá manera de que el autor se dé cuenta de una equivocación involuntaria, pero además jamás detectará el sentido de una oración (en este artículo podrás encontrar más información sobre la diferencia entre correctores virtuales y profesionales). Aquí entran en juego las correcciones ortotipográficas que consisten en la revisión de errores en ortografía y tipografía.

En este sentido, es lógico suponer que los escritores, tras pasar horas escribiendo, suelen cometer errores groseros que podrían perjudicar su obra. Anteriormente los correctores sólo se centraban en la ortografía, uso de mayúsculas, signos de puntuación y otros errores en la escritura en sí; sin tomar en cuenta muletillas, uso pobre del lenguaje o regionalismos que sean incomprensibles en otros lugares geográficos.

Las correcciones ortotipográficas son imprescindibles en la edición de un texto. Esto es porque el lector está pagando por un material decente y las faltas en ortografía son inaceptables. Sin embargo, este no es el único paso en la edición actual de los libros; existe otro tipo de correcciones que, aunque no sean vitales, vienen bastante bien a la obra. Como si se tratase de alguna especie de tratamiento estético para que el material quede en sus óptimas condiciones.

 

¿Por qué conviene una corrección de estilo?

Las correcciones de estilo se basan en la forma más que en el contenido del libro. Esto quiere decir que tiene más fines estéticos que funcionales. El detalle es que estos fines estéticos ayudan a la fácil comprensión de la obra. En ocasiones, este tipo de edición suele confundirse con la que ya hemos revisado. Las ediciones del El Quijote varian desde las versiones con el castellano arcaico hasta las adaptadas al vocablo actual del idioma. Es difícil saber si cambiar el léxico es algo ortotipográfico o es de estilo, probablemente tenga más del primero que del segundo.

Hay otras cosas que deberíamos tener en cuenta respecto a las correcciones de estilo: la fuente empleada en la impresión, las imágenes adjuntadas, las citas a pie de página para los regionalismos, el prólogo y el epílogo. La corrección de las palabras que se reiteran de forma cansada, o las aclaratorias sobre los regionalismos empleados. Todo ese tipo de cosas son consideradas innecesarias, pero al lector le sientan bastante bien. Sin ellas, el libro no sería lo mismo.

 

Nuestro Servicio de corrección de textos

Nuestro Servicio de corrección de estilo

Tarifas de corrección de textos

Artículos sobre la corrección literaria

About the author

Proyecto Data administrator

Proyecto Data, es un colectivo que intenta unir autores que desean tarifas económicas de corrección de textos con profesionales de la corrección recién graduados.

Deja un comentario