Traducciones literarias: ¿algo bueno o algo malo?

Traducciones literarias: ¿algo bueno o algo malo?

Las traducciones literarias suelen ser un tema debatible. Muchas personas consideran que son una herramienta excelente para todos los lectores y otros que es inaceptable leer una obra en una lengua distinta a la original. Los lectores que están en pro a las traducciones, suelen argumentar que sin las traducciones muchos autores no serían tan reconocidos como lo son hoy día. Eso es muy cierto. Y los que están en contra de las traducciones, argumentan diciendo que se pierde toda la esencia de la escritura. Tienen algo de razón, pero vamos allá.

Problemas de la traducción literaria en la narrativa

La narrativa es quizás el género literario menos afectado por la traducción y corrección de su contenido. Es un cuento, una historia que tiene un principio, un nudo y un desenlace. Independientemente de que la obra tenga una trama complicada o descripciones exageradas, siempre habrá palabras que pueden ser usadas para darle el mismo sentido que el original. Lo peor que puede pasar en la narrativa es que haya algún regionalismo o un refrán que no se pueda traducir de forma literal. Incluso los juegos de palabras son traducibles, pero el traductor debe ser muy bueno; de lo contrario simplemente no funcionaría.

Problemas de la traducción literaria en el ensayo

El ensayo tiene los mismos problemas que la narrativa. Sin embargo, es muy posible que ciertas palabras no sean traducidas de forma literal. Esto logra cambiar la forma en el escrito. El fondo puede mantenerse intacto, pero la forma (el cómo se dice) puede verse severamente afectado. La traducción de los ensayos puede presentar problemas para los que hacen crítica literaria, pero no para los lectores habituales. Sin duda alguna la palabra ruiseñor no tiene la misma carga profunda que mockingbird (inglés) o nachtigall (alemán). Cada palabra tiene una esencia marcada y transmite algún sentimiento.

 

Problemas de la traducción en la poesía

La poesía presenta muchos problemas en la traducción literaria porque es el género con más reglas de todos. Claro, con la llegada de los movimientos vanguardistas se perdieron esas reglas pero la métrica seguía siendo vital para el sentido del poema. Aquí entran muchos conceptos abstractos como la imagen que viene conjugada con la rima y el ritmo del poema. La poesía presenta el mismo problema del ensayo: la forma de cada palabra. Y además de eso, cuenta con el problema de la rima y el ritmo. Para ser traductor de poesía se necesita mucho conocimiento de ambas lenguas, además de conocer bien las licencias poéticas para lograr que la versión traducida conserve la esencia de la original.

Cuando pensamos en el problema de la rima podemos pensar en El Cuervo de Edgar Allan Poe. El poema en inglés tiene una rima bastante marcada y podríamos notar el sonido de door, more y lore. En una traducción normal se sacrifica la rima para que el poema siga teniendo el mismo significado. La traducción de El Cuervo por Pérez Bonalde, un escritor venezolano, no sacrificó nada. Mantuvo una rima, con fonemas distintos al del inglés, y lo único que cambió fue la cantidad de versos en cada estrofa. Para ser traductor de poesía hay que ingeniarse el cómo se tratará a la obra en cuestión.

 

 

Nuestros Servicios de corrección de textos

Tarifas de corrección de textos

Artículos sobre la corrección literaria

About the author

Proyecto Data administrator

Proyecto Data, es un colectivo que intenta unir autores que desean tarifas económicas de corrección de textos con profesionales de la corrección recién graduados.

Deja un comentario